El Estado de Tennessee investigará nuevas acusaciones contra un director de funerarias que continúa explotando a la familias inmigrantes

By: - February 25, 2021 4:01 am
Lara Castillos featured

Ramon Lara Castillo. (Photo: submitted)

Director de funerales y embalsamador de Tennessee entrega sus licencias a principios de 2020 después de no haber devuelto los cuerpos a México, Honduras y Guatemala para su respectivo funerales, aun así siguió ofreciendo servicios funerarios a comunidades de inmigrantes y a descuidado nuevamente, en al menos un caso reciente, la  entregar de los restos a una familia en duelo.

Los compañeros de habitación y la familia de Ramón Lara Castillo, un pintor de casas de Nashville de 63 años que murió de cáncer de hígado en Octubre, dijeron esta semana que no saben dónde se encuentran los restos del hombre cuatro meses después de su muerte.

Por recomendación de amigos, los compañeros de cuarto de Castillo habían recurrido a Reid Van Ness para hacer arreglos para el envío de los restos de Castillo a su hermana en México.

Van Ness renunció a sus licencias estatales siete meses antes de la muerte de Castillo, en medio de una investigación estatal que descubrió al menos 10 cuerpos que había prometido enviar al extranjero para los funerales, informó Tennessee Lookout a principios de este mes.

Los cuerpos habían estado en neveras portátiles en funerarias locales durante un lapso de entre dos y 11 meses y se encontraban en varios estados de descomposición. Van Ness admitió tambien haber falsificado los documentos de envío a otra familia en Guatemala por un cuerpo que no fue devuelto a casa durante un periodo de seis meses, eso mostraron los registros estatales.

En un recibo escrito a mano el 30 de octubre por la cantidad de $1,800.00 dolares, poco después de la muerte de Castillo, Van Ness sin tener licencia para brindar servicios funerarios, prometió organizar la cremación y el transporte de las cenizas del fallecido a México. El recibo fue entregado a los compañeros de cuarto de Castillo, quienes habían recaudado el dinero entre la comunidad y amigos para pagar a Van Ness.

un contrato entre los amigos del fallecido y Van Ness que se pago $1,800 para le cremación y el envío de las cenizas a Mexico.

Para Enero de este año, Van Ness había dejado de responder a los mensajes de texto intercambiados cada vez más frenéticamente entre Hugo Fentanes González , compañero de habitación de Castillo, y el señor. Cuyos textos fueron compartidos con el Tennessee Lookout.

“No tengo los nervios ni el dinero para viajar a buscarlo”, dijo entre lágrimas el martes la hermana de Castillo, Diana Isabel Lara Castillo, desde su casa en Veracruz, México.

Después de la muerte de su hermano, le preguntó repetidamente a Van Ness cuándo llegaría el cuerpo de su hermano, dijo. Ella pagó por una cruz para marcar su tumba. Ella nunca recibió una respuesta definitiva. A través de mensajes de texto, Van Ness solo ofrecio una variedad de respuestas sobre cuándo arrivaria el cuerpo.

La hermana de Castillo, el único familiar sobreviviente involucrado en el intento de traer el cuerpo de regreso, dijo que nunca se le pidió que proporcionara la información necesaria para completar un certificado de defunción, una declaración de los bienes y servicios funerarios seleccionados, un permiso de cremación o una autorización de cremación. – requiriendose ser firmada en la mayoría de los casos por un familiar.

Antes de que un cuerpo pueda ser incinerado en Tennessee, se deben presentar todos esos documentos, dijo Randy Nash, presidente de la Asociación de Directores de Funerarias de Tennessee y director de Sumner Funeral & Cremation.

“Todo eran mentiras”, dijo Castillo, la hermana. “Él nunca envió nada”.

Un portavoz del Departamento de Comercio y Seguros de Tennessee, la agencia que incluye juntas de licencias para funerarias y embalsamadores, confirmó que Van Ness no tiene licencia como director de funerales y embalsamador desde el 6 de marzo del 2020.

El departamento no ha recibido quejas recientes sobre Van Ness, dijo Kevin Walters, el portavoz.

Cuando el Lookout compartió las acusaciones hechas por la hermana y los amigos de Castillo, Walters dijo que el departamento alenta a la familia y a cualquier otra persona a presentar una queja en línea o comunicarse con el centro de servicio al cliente de la agencia, que ofrece servicios en español, al 615-741-5062.

“Ésta es información nueva”, dijo Walters. “Tomamos todos estos asuntos en serio y estamos investigando este caso”.

Contactado el martes por mensaje de texto, Van Ness no respondió directamente a las preguntas sobre la ubicación de los restos de Castillo o cuándo la hermana de Castillo podría esperar recibirlo para su entierro en México.

“Lo tengo bajo custodia”, dijo en respuesta, después de que se le pidiera varias veces que proporcionara la ubicación del cuerpo o la información de seguimiento del envío, Van Ness agregó: “No hagas una montaña con un grano de arena”.

En una serie de textos que siguieron, Van Ness, de 53 años, hizo varias afirmaciones.

Dijo que estaba en el proceso de crear una organización espiritual / religiosa sin fines de lucro con vistas a proporcionar “servicios comunitarios”. Dijo que “como ahora soy un consumidor como todos los demás, ahora puedo recomendar a personas sin prejuicio para que se ocupen de los servicios necesarios”. Dijo que seria voluntario, algunas veces aceptaria donaciones, y otras usaría su propio dinero para ayudar.

Citó ejemplos de algunas familias “ingratas” que se negaron a reconocer sus esfuerzos en los servicios funerarios; dijo que no haber roto ninguna ley porque su trabajo para las familias es a través de las iglesias, y “todo lo que está dentro de las puertas de la iglesia o los auspicios está fuera del alcance de la directriz de la funeraria”, escribió.

Admitió la responsabilidad del cuidado del cuerpo de Castillo y luego culpó a sus propios problemas de salud por el retraso. Terminó el intercambio de mensajes de texto diciendo que tenía que “ir a ayudar a otras familias”.

Envió por separado un mensaje de Facebook, a un reportero de Tennessee Lookout que decía: “ten mucho cuidado con lo que dices. Verifique sus hechos”.

Van Ness y dos funerarias en Middle Tennessee, en donde guardaba cadáveres cuando todavía tenía su licencia, son objeto de una demanda federal de 4 millones de dólares presentada por la familia de Freddy Aroldo Cristostoma Hernández, un hombre del condado de Robertson asesinado en Octubre de 2019, debido a que el cuerpo no fue devuelto a Guatemala hasta que intervino un abogado, seis meses después.

Saddler Funeral Home in Lebanon, where Reid Van Ness stored bodies for months at a time. (Photo: John Partipilo)
Saddler Funeral Home en Lebanon, en done Reid Van Ness guardaba cuerpos por meses. (Photo: John Partipilo)

Saddler Funeral Home en Lebanon, donde Reid Van Ness guardaba cadáveres por meses. (Foto: John Partipilo)

“No sabemos si podría haber más (cuerpos)”, dijo John Morris, el abogado de Nashville que representa a la familia Hernández en la demanda presentada contra Van Ness y las funerarias. Morris está buscando otras víctimas para unirlas a la demanda.

Van Ness, durante años, fue miembro de un pequeño número de directores de funerarias y embalsamadores en Tennessee de habla hispana que ayudaban a las familias latinas a través de la complicada burocracia involucrada en la entrega de los cuerpos de sus seres queridos desde Tennessee hasta sus países de origen para su sepelio.

Anteriormente con licencia de embalsamador y director de funeraria, Van Ness dirigía su propia funeraria en la sección Woodbine de Nashville y luego trabajó como embalsamador “comercial”, como trabajador contratado sirviendo a familias inmigrantes en casi una docena de funerarias en Shelbyville, Nashville, Lebanon y Murfreesboro.

Trabajaba directamente con las familias, pero contaba con al menos dos funerarias para guardar cadáveres: Saddler Funeral Home & Cremation Services en Lebanon y Nelson & Sons Chapel en Murfreesboro y Shelbyville.

Envio for separator un mensaje de Facebook, a un reportero de Tennessee Lookout que decía: 'ten mucho cuidado con lo que dices. Verifique sus hechos.'

– Reid Van Ness

Van Ness solicitó o pagó a las empresas permiso para usar su equipo y los directores de funerarias firmaron documentos oficiales, dijo Jerry Montgomery, director de funerarias de Alternative Cremation & Funeral Services en Franklin.

Montgomery ha estado en el negocio durante décadas y anteriormente había permitido que Van Ness usará su equipo para funerales, pero la asociación se disolvió rápidamente por desacuerdos.

“Él nunca hacía lo que dijo que hiba hacer”, dijo Montgomery. “Él nunca pagaba”.

“Dado que todo esto ha salido a la luz, dudo que alguien trabaje con él”, dijo.

Nash, presidente de la asociación de directores de funerarias del estado, dijo que estaba al pendiente de la investigación del estado sobre los cuerpos dejados por Van Ness en las funerarias el año pasado. Dijo que le molestaba enterarse de nuevas acusaciones.

“Esto no es normal”, dijo. “Esta no es la forma en que se debe tratar a los seres humanos, independientemente de su raza o nacionalidad”.

 

Our stories may be republished online or in print under Creative Commons license CC BY-NC-ND 4.0. We ask that you edit only for style or to shorten, provide proper attribution and link to our web site. Please see our republishing guidelines for use of photos and graphics.

Dulce Torres Guzman
Dulce Torres Guzman

Dulce has written for the Nashville Scene and Crucero News. A graduate of Middle Tennessee State University, she received the John Seigenthaler Award for Outstanding Graduate in Print Journalism in 2016. Torres Guzman is a member of the National Association of Hispanic Journalists. She enjoys the outdoors and is passionate about preserving the environment and environmental issues.

MORE FROM AUTHOR